Duración y frecuencia de las terapias

La duración de una terapia puede ser a corto plazo (unos 6-7 meses), para aquellos problemas superficiales (conductuales), como puede ser por ejemplo una fobia simple, un tic…etc. Donde el enfoque de trabajo sería la Terapia de Conducta. En tanto que, aquellas problemáticas de base emocional o afectica, que requieren profundizar, para modificar rasgos de la personalidad, la duración de la terapia iría más allá en el tiempo (medio-largo plazo). 

En cuanto a la frecuencia de la terapia, si se trata de Terapia de Conducta, hablamos de una sesión semanal. Mientras que en las terapias donde haya que ahondar, el ritmo de trabajo idóneo serían dos sesiones semanales. 

¿Cuál es la función del terapeuta?

El terapeuta hace de “espejo” para la persona que está en terapia. Su función sería ayudar a la persona a tomar consciencia de sus dificultades y conflictos.